Yasmín Kahatt: ternura en cada imagen

0 Comparte

El tiempo pasa rápido y más aun cuando hay niños en casa. Por eso, una de las mejores formas para guardar momentos de forma eterna es con una sesión de fotos familiar. Sin duda, escoger a un buen fotógrafo es fundamental para tener un bonito recuerdo, y una de las más talentosas en ello es Yasmín Kahatt

La fotógrafa peruana ha trabajado con distintas personalidades del mundo del espectáculo que han confiado en su talento para atesorar instantes llenos de amor familiar. “Lo que más disfruto es fluir en la sesión y poder captar la esencia de cada familia tal como son. También me encanta poder crear un vínculo bonito y aprender”, sostiene la artista. 

La fotógrafa peruana dio detalles sobre su carrera y su trabajo en la fotografía familiar

En una entrevista para 15 MinutosYasmín dio detalles sobre su carrera y su pasión.

¿Cómo nació tu interés por la fotografía?

Desde chica, siempre me gustó mucho el arte. Estudié la carrera de Diseño Gráfico, que va muy de la mano con la fotografía por temas básicos de color y composición. Allí llevé mi primer curso de Fotografía Básica. Luego, seguí con fotografía artística fotografía urbana y desnudos. Repentinamente, terminé tomando fotos a mis sobrinas y a las hijas de mis amigas por pura pasión. Me sentía feliz de ver mi fotografía impresa y colgada en redes. Fue en ese momento cuando dije: “Esto es lo mío”. Lo que más me gustaba era poder captar esas emociones que tanto transmiten los niños. 

¿En qué te inspiras al hacer una sesión de fotos? 

Definitivamente, mis hijos son mi mayor inspiración y mis grandes “maestritos”. También me inspiro en la misma naturaleza. Cuando una sesión es en exteriores, me encanta que las fotos sean súper naturales. Por ejemplo, siempre aconsejo que la ropa que usen sea en tonos tierra, nudes, sin estampados fuertes, porque el punto de atención debe ser la familia. Me preocupo en no tener distractores y enfocarme en el momento y en las sonrisas. Cuando la sesión es en estudio, igual: es súper importante el outfit que llevan. Yo, generalmente, tengo algunas opciones de ropa para que puedan usarlas o los oriento con la vestimenta. Trato de resaltar las miradas, las sonrisas y la esencia de cada uno. La luz también juega un rol muy importante en eso.

¿Cómo preparas una sesión de fotos con niños o bebés? ¿Cuál es el truco para captar a los más pequeños? 

Simplemente, dejarlos fluir y ser libres. No soy el tipo de fotógrafa que los va a dirigir para que posen, porque, particularmente, siento que eso provoca que los niños se pongan rígidos. Sin embargo, hacerlos jugar o hacer cosas concretas como correr o saltar me permite captar momentos espontáneos y no forzados. Sí es importante la dirección de los brazos y pies, pero de una forma muy sutil. Otro tip que siempre llevo a cabo es agacharme a la altura del niño para poder hacer contacto visual, que es súper importante. A través de la mirada, es posible captar el alma de estos chiquitines. Esas miradas son todo.

¿Cuál es la parte más difícil o complicada de la fotografía familiar?

Creo que lo más difícil es romper el hielo. Al principio (y esto es normal), apenas te paras frente a un lente te puedes ver un poco rígido. Para eso, ayuda mucho conversar, poner música y entrar en un modo de confianza, para que todos se puedan sentir cómodos. Gracias a Dios, muchas de mis familias clientas regresan año tras año para ser fotografiadas, lo cual es lindo, porque se llega crear un vínculo súper bonito con ellas. Es más, ya soy “la tía Yas” para muchos a los que les encanta llegar a mi casa y jugar con mis gallinas y mis animales. La luz, por ejemplo, también puede jugar en contra. Por eso, si la sesión es en exteriores, es importante elegir un buen horario.

¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía familiar? 

Lo que más disfruto es fluir en la sesión y poder captar la esencia de cada familia tal como son. También me encanta poder crear un vínculo bonito y aprender. Los mejores consejos y tips a veces salen de mis sesiones.

Has fotografiado a algunas personalidades del mundo del espectáculo. 

Sí, claro. He trabajado con Pía Copello, Korina Rivadeneira, Anahí de Cárdenas, Karin Chaman, Maricarmen Marín, Ana Karina Copello, Arturo Bullard y muchos fotógrafos compañeros, cosa que, para mí, es un gran reto. Este año tengo algunas sorpresas de retratos. Todos son un amor siempre, con súper buena onda y la mejor predisposición. 

También te dedicas a fotografiar matrimonios. ¿Cómo surge The Soul Project? 

Sí. Este proyecto salió antes de que empiece la pandemia junto a Adriana Kouri. Nuestra idea es documentar todos esos momentos importantes de una forma divertida (no estructurada, sino espontánea); no sentir que la cámara está invadiendo, sino compartiendo con ellos. Es un proyecto muy lindo y tengo una conexión muy buena con Adri.

¿Qué recomendarías a quienes recién se inician en la fotografía? 

Si les tuviera que dar algún consejo, les diría que, si realmente les apasiona la fotografía, dedíquense a eso y sean persistentes y apasionadas, porque todo lo que uno hace con amor y perseverancia siempre tiene buenos resultados. Quizás demore un poquito, pero llegará luego de mucha paciencia y determinación.

Algunos tips que aconsejo: 

– Llevar un buen trato con el cliente.

– Aconsejar sobre el vestuario que llevarán en la sesión. 

– Tener una buena locación. 

– Usar una buena cámara y lentes. 

– Ayudar a los fotografiados a que entren en confianza y se sientan cómodos.

– Usar la luz cuando baja el sol. 

– Tratar de ser flexible.  

Nunca imaginé que podría vivir de la fotografía. Ahora soy feliz de trabajar en este arte tan maravilloso que me deja el mejor regalo: recuerdos para toda la vida.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Seguir dedicándome a la fotografía y nutriéndome de ella. Soy también organizadora de Life Congreso, el congreso de fotografía infantil que tenemos junto a Marie Duharte, en el que las personas pueden aprender de principio a fin todas las técnicas de la fotografía y, sobre todo, inspirarse de grandes fotógrafos tanto internacionales como nacionales en diferentes estilos fotográficos. Sin duda, es un espacio perfecto para quien le guste la fotografía.