Mariafé Luna: Libertad en la ropa interior

0 Comparte

La ropa interior es para todos los días. Por eso es tan importante encontrar opciones de marcas cómodas que se adecúen a nuestras necesidades particulares. Una de las más recomendadas es LORA. “Nuestra idea es que para cada mujer exista una prenda LORA que se adapte a ella y le brinde la comodidad que necesita para vivir su día a día de manera libre y plena”, explica Mariafé Luna, emprendedora detrás de esta marca. 

“Cuando pensamos en LORA, teníamos claro que queríamos ropa interior cómoda, que quede bien. También queríamos dar variedad de modelos y materiales para que cada clienta elija la que represente mejor su estilo. Sea que su estilo sea más coqueto, deportivo o clásico, en una prenda LORA se puede encontrar la comodidad que cada persona necesita”. 

En una entrevista exclusiva para 15 Minutos, Mariafé da mayores detalles sobre este emprendimiento nacido en 2020. 

¿Cuándo nació tu interés por el diseño de ropa interior? 

Mi hermana y yo siempre estuvimos relacionadas al mundo de textiles. Querer hacer algo propio era una idea que salía mucho cuando pensábamos qué queríamos para nosotras en un futuro. De ahí partió la idea de una marca de ropa interior que ayude a las clientas a conectar con su yo interior, ser ellas mismas en todas tus facetas y sentirse siempre cómodas y libres. No es tan fácil encontrar una marca o talla perfecta que te haga sentir segura y sexy al mismo tiempo. Es ahí cuando nace la idea de involucrarnos en este rubro. En 2020, enfrentamos una pandemia que nos obligó a quedarnos en casa; parte de nuestra supervivencia fue buscar comodidad y seguridad, por lo que vimos la oportunidad de ofrecer lo que siempre quisimos. Afortunadamente, así fue.

¿Cómo nació LORA? 

Una vez que supimos y decidimos ir por este negocio, nos comenzamos a preguntar qué necesitábamos como mujeres para lograr un diferencial en nuestro producto; sobre todo, en lo que queremos transmitir. Cuando tienes una buena conversación con tus amigas, tu mamá o una persona especial, estás en un ambiente de comodidad y libertad, y disfrutas al máximo. Eres tú misma, sin tabúes. De ahí nace el nombre de nuestra marca, porque “para ser tú misma, no necesitas más que una buena LORA”.

Es una marca que se interesa por transmitir amor propio. ¿Por qué consideras que es importante compartir este mensaje con las clientas? 

Creemos que ya estamos más allá del mensaje “mujeres empoderadas”. Como mujeres, ya nos sentimos empoderadas; es un hecho para nosotras. Nuestra comunicación en LORA va más allá y busca que conectemos con nosotras mismas y con nuestras formas, gustos y motivaciones. Porque cuando aceptas cómo eres y lo que te hace bien es cuando estás verdaderamente cómoda contigo misma. Nuestra idea es que, para cada mujer, exista una prenda LORA que se adapte a ella y le brinde la comodidad que necesita para vivir su día a día de manera libre y plena.

LORA nació en 2021. ¿Cómo fue arrancar con un emprendimiento en plena pandemia? 

La parte de la conceptualización de la marca avanzó fluidamente de manera remota. Lo que fue un poco complicado fue ver las muestras de la primera colección, porque había restricciones en Gamarra (o los mismos proveedores no iban por temor al contagio). Tampoco encontrábamos el mismo surtido de telas. Estábamos más atadas al tiempo de los demás que al nuestro. Fue todo un reto. 

¿Cómo has visto el crecimiento de la marca en estos meses de trabajo? 

Sentimos que hemos tenido un buen ritmo de crecimiento; en su mayoría, de manera orgánica (porque recién el mes pasado empezamos a probar con campañas pagadas en redes sociales). Hemos tenido pequeñas alianzas con influencers que nos han ayudado a despegar y a hacernos cada vez más conocidas. Algo que hemos visto y nos ilusiona es que tenemos clientas que, luego de la primera compra, nos piden otro modelo o incluso el mismo para tener más. Nos dan buen feedback de la calidad. Eso es muy satisfactorio.

¿Cuáles son las piezas que más solicitan sus clientas y por qué? 

Al inicio, nuestro set de algodón fue el más vendido. Luego, cuando presentamos el modelo seamless (sin aros), empezó a venderse súper bien también. Creemos que los colores ayudaron mucho; sobre todo, porque, a pesar de no ser de algodón, nos preocupamos de que la parte que va al contacto íntimo sí lo sea. En realidad, depende de cada una, según su estilo… Los bralette son muy pedidos y nos solicitan más colores que estamos seguras que tendremos en un futuro cercano. 

¿Qué cualidades consideras que debe tener una prenda LORA? 

Debe ser cómoda: ese es el mayor requisito. Sea un bralette, un top sporty o un sostén de forma clásica, tiene que ser y sentirse cómodo. Otra gran cualidad es que sea rico al tacto; por ejemplo, algodón suavecito, un encaje stretch que se aleje de los rígidos o gruesos, o una seda suave. Y finalmente, el fit para que arme y sostenga todo en su lugar. 

¿Cuáles consideras que son las diferencias de LORA frente a la competencia?

Cuando pensamos en LORA, teníamos claro que queríamos ropa interior cómoda, que quede bien. También queríamos dar variedad de modelos y materiales para que cada clienta elija la prenda que represente mejor su estilo. Sea que su estilo sea más coqueto, deportivo o clásico, en una prenda LORA se puede encontrar la comodidad que cada persona necesita. La idea es que disfrutes de ti y que LORA te acompañe en tu día a día. 

¿Qué ha sido lo más difícil desde que inició este emprendimiento? 

La parte del molde para llegar a la forma y fit correcto. Por otro lado, en el día a día, siempre es un reto comunicarnos a través de nuestras redes sociales. Sabemos que, mientras más contenido tengas, es mejor para la marca, y eso es demandante, considerando que, además de LORA, trabajamos en empresas de 9 a 6 pm.

¿Qué aconsejarías a quienes se lanzan con un emprendimiento como LORA? 

Que desde el inicio busquen y sepan cuál es su propuesta de valor como marca y qué es eso que la diferencia de la competencia, para que así puedan comunicarlo de manera correcta. De la mano con eso, consideramos que es necesario invertir en una agencia o consultora que los ayude a traducir su visión en un nombre y mood de marca, para que, desde el inicio, tengan una comunicación potente con sus posibles clientes. También, que vayan más allá de solo vender el producto: que creen contenido de valor alrededor de la marca.

¿Cuáles son las metas a largo plazo?

Consolidar nuestra marca y poder llegar a más ‘loritas’. Ser considerada dentro del top 5 de marcas de ropa interior en el Perú. Y, quizás, una vez que seamos más grandes, considerar expandir a accesorios de ropa interior y de pijamas. 

Mariafé Luna: Emprendedora detrás de LORA