Deborah Schaeferd: joyas y accesorios que empoderan

0 Comparte

Un accesorio puede cambiar por completo nuestro outfit y ayudarnos a sentirnos mucho más seguras de nosotras. Eso es algo que Deborah Schaeferd, emprendedora y dueña de la marca de joyas Fortunata, tiene claro.

“Queremos transmitir que todas podemos brillar y ser especiales, que somos fuertes e independientes, que podemos mostrarnos como somos y que todos los estilos son hermosos y merecen ser vistos y potenciados. Queremos poner un granito de arena en potenciar la confianza en cada una”, afirma sobre su negocio.

En una entrevista exclusiva para 15 Minutos, Deborah da más detalles sobre Fortunata. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo nació tu interés por la joyería? 

Hace más de 20 años, mi mamá abrió una joyería de accesorios de plata en Piura. Luego, en 2011, mi mamá tuvo la oportunidad de ser una de las primeras personas en importar accesorios de acero y cobre, los cuales eran totalmente nuevos en el mercado peruano. Siempre me encantó ver cómo los accesorios podían transformar los outfits, que exista una gama muy amplia de ellos y cómo pueden estar llenos de diferentes detalles. Por otro lado, me acuerdo que empecé a ayudar a mi mamá creando diseños de pulseras en su taller. Estos empezaron a ser los favoritos de nuestros clientes y así, poco a poco, terminé involucrándome en este mundo.

¿Cómo se creó Fortunata? 

Fortunata nace de la idea de crear una marca personalizada, llena de detalles. Queríamos que sea una experiencia especial adquirir uno de nuestros accesorios. Al vender al por mayor, no podíamos dedicarnos ni enfocarnos en los detalles, que es realmente lo que nos apasiona y diferencia de los demás. Queríamos que nuestros accesorios sean exclusivos, pero al mismo tiempo accesibles, además de tener una variedad amplia para todos los estilos de mujeres.

¿Qué es lo que más les interesa comunicar como marca? 

Que nuestros accesorios son ideales para acompañarte en el día a día y en los momentos más especiales, que con ellos puedas ser tu mejor versión, que no nos encasillamos en un solo estilo. Además, queremos que adquirir o recibir uno de nuestros accesorios sea una experiencia única y llena de detalles. Queremos transmitir que todas podemos brillar y ser especiales, que somos fuertes e independientes y que podemos mostrarnos como somos, y que todos los estilos son hermosos y merecen ser vistos y potenciados. Queremos transmitir confianza y poner un granito de arena en potenciar la confianza en cada una.

¿De qué manera les afectó la pandemia?

Nos afectó muchísimo, ya que, cuando inició la pandemia, estábamos empezando un nuevo proyecto, que era remodelar y ampliar nuestra tienda de Miraflores. En este nuevo contexto, nos vimos obligadas a ponerle pausa al proyecto, además de no poder atender en nuestras otras 2 tiendas físicas. Tuvimos que reinventarnos y adaptarnos. Fue así que pasamos a enfocarnos en repotenciar nuestros medios virtuales. Al comienzo, nos costó bastante, pero luego crecimos mucho. Instagram, sobre todo, fue una herramienta que nos ayudó muchísimo a afrontar la pandemia. 

¿Cuál ha sido el reto más difícil que han tenido que atravesar como marca?

Creo que siempre lo más difícil es empezar un emprendimiento. Decidir dar el primer paso no es nada fácil. Hay muchas dudas y miedos; sobre todo, no saber si tu negocio tendrá acogida o conectará con el público. Al comienzo, lo primordial es ser perseverante y realista; se tienen que crear estrategias para llegar a más personas, estudiar el mercado, tener productos innovadores y de calidad, investigar nuevas tendencias para estar siempre a la vanguardia y, sobre todo, adaptarse a las distintas situaciones que se van presentando y estar siempre pendiente de en qué se puede mejorar.

¿En qué se inspiran para crear cada accesorio? 

Nos inspiramos en todas las mujeres. Nos encanta que todas se sientan identificadas con Fortunata. Queremos que, al usar nuestros accesorios, sientan nuestro mensaje, que es realzar la belleza interior y brillar. También nos encanta inspirarnos en lo que pueden generar los detalles y en cómo empoderar a las mujeres y aportar a su confianza.

¿Cuáles son los accesorios favoritos de sus clientas y por qué? 

Es una pregunta muy difícil de responder, ya que siempre las tendencias van cambiando, pero podría decir que uno de los accesorios favoritos del momento son los accesorios de perlas. Siempre han sido un clásico, pero ahora están en tendencia más que nunca.

¿Cuáles son los más grandes aprendizajes que han tenido en todo este tiempo? 

La perseverancia, la dedicación, la constancia y la adaptabilidad son vitales. Sin ellas, creo que no hubiésemos crecido de la manera en que lo hemos venido haciendo. Es muy importante tratar de entender las tendencias y los gustos de tu público. Para poder lograrlo, se necesita de mucho esfuerzo y estar constantemente analizando el mercado.

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

Queremos seguir creciendo, que nuestra marca se consolide cada vez más, llegar a más personas de Perú y el mundo, tener más puntos de venta a nivel nacional y llevar nuestra marca a otros países. Tenemos muchísimos planes con Fortunata y no tenemos límites en nuestros sueños.